ANSU FATI BATIÓ RÉCORD DE PRECOCIDAD EN LA ROJA AL MARCA CON SOLO 17 AÑOS

Un año reventando récords lleva Ansu Fati. En su segundo partido con la selección española absoluta, el futbolista del Barça se ha convertido en el jugador más joven de la historia en marcar con la selección al anotar el tercer gol frente a Ucrania (4-0) con 17 años y 311 días. La anterior marca estaba en posesión de Juan Erraquin, que en 1925 había marcado con 18 años y 344 días.

Cada partido que juega Ansu es una página para la historia. Con el Barça y con España. Pero él ni se inmuta. «Ahora toca seguir trabajando con humildad y todo llegará», decía tras su gesta, sin darse importancia alguna el joven delantero azulgrana. «Estoy muy contento por Ansu», apuntaba Luis Enrique, orgulloso de la actitud y del comportamiento del juvenil del Barça a quien ha elevado a los altares de la selección.

«Solo tiene 17 años y se ha atrevido a hacer las cosas que ha hecho. Pero hay que ir con muchísima tranquilidad, debe ir madurando. Es mejor ir poco a poco. La gente joven necesita tranquilidad, trabajo y humildad. Ansu tiene humildad», precisaba el entrenador asturiano.  

Fati debutó el pasado jueves, en el Alemania-España, y ya en Stuttgart pasó a ser el segundo más joven en debutar (17 años y 308 días), sin poder batir el registro de Ángel Zubieta en 1936, con 17 años y 264 días, al aparecer en el campo tras el descanso. En el estreno acarició el gol. De hecho, lo marcó, pero fue invalidado por una falta previa de Sergio Ramos.

Fati fue titular esta vez ante Ucrania. A los 87 segundos provocó un penalti (sí, también el más tempranero de la historia) que transformó Ramos, autor del segundo tanto, además. Sobrepasada la media hora de juego, el extremo hizo un quiebro a su marcador, amagó al segundo defensor y lanzó un tiro cruzado que le enviaba a la historia. 

Con los brazos abiertos

«Estoy muy contento por la victoria del equipo. Es un orgullo trabajar con Luis Enrique y todos los jugadores. Me han recibido con los brazos abiertos y dándome toda la confianza del mundo. Ahora toca seguir trabajando con humildad y todo llegará», decía un Fati con la prudencia y el asombro de comprobar que su carrera, que era espectacular con su progresión (¡todavía es juvenil!), se ha disparado al aterrizar en la élite.

Incluso Luis Enrique ha admitido su «sorpresa» por el rendimiento que dejó Ansu Fati en la ciudad deportiva del Madrid. «No miramos el carnet. Hay que entender que Ansu jugará partidos malos y que se equivoque, pero forma parte de su aprendizaje. Pero no es normal que con esa edad tenga ese desparpajo».

Luis Enrique y la selección han disfrutado del talento de Fati. Ronald Koeman y el Barça todavía no. El extremo solo puede ganarse la confianza en los entrenamientos. El sábado llegará el primer amistoso ante el Nàstic. El 27 de septiembre, el inicio de la Liga. «¿Convencer a Koeman? Él decide. Si me llega la oportunidad intentaré aprovecharla», comentó Fati, pensando que en el cuadro azulgrana se recrudece la competencia con la llegada del nuevo entrenador.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.