El lado humano de David siempre ha ayudado a los niños

Escrito en junio 11, 2019 por

Por casi dos décadas, David Ortiz ayudó a los Medias Rojas de Boston a romper la sequía más larga en la historia del béisbol, ganó tres campeonatos, fue Jugador Más Valioso de una Serie de Campeonato y Jugador Más Valioso de una Serie Mundial.
Fue líder de jonrones, remolcadas y uno de los hombres más carismáticos del juego.
De hecho, sigue siéndolo aunque ahora como asesor especial de la gerencia de los Medias Rojas.
Sin embargo, si hay algo que llena por completo al legendario pelotero conocido como Big Papi, es lo que hace fuera del terreno.
Todo comenzó con su trabajo junto a la fundación que lleva su nombre y que trabaja con niños con problemas cardíacos.
En casi una década de funcionamiento, la Fundación David Ortiz se ha encargado de operar a más de 700 niños con déficits cardíacos y salvado sus vidas, así como también ha cooperado con la estabilidad de dichas familias.
Sus trabajos a través de la Fundación David Ortiz le han ganado reconocimientos nacionales, como el ala de cirugía cardíaca infantil de CEDIMAT que lleva su nombre.


O también los reconocimientos que UNICEF le ha rendido por los trabajos con los niños.
Ortiz ahora busca expandir esos trabajos no solo a la parte de los niños con problemas de salud sino que también quiere cooperar con aquellos que necesitan aportes para poder mantenerse en el deporte, de la misma manera que él lo necesitó una vez cuando era un pequeño en Haina.
“Es algo que llena a uno de satisfacción. Mi área fue el deporte. En principio me enfoqué en la salud, pero también empezamos una fundación que se llama Fundeportes, para dar clínicas de enseñanza, utilería deportiva”, dijo recientemente al Periódico Hoy el hombre grande de Boston desde el 2003 hasta el 2017.
“Tengo muchas conexiones y conozco mucha gente que no tiene problemas con donarme utilería. Ahora también tengo mi propia compañía de utilería para niños”, comentó Ortiz.
Fundeportes ya está trabajando y rindiendo frutos en el país, específicamente en la comunidad de Villa Consuelo.
Ortiz lideró una actividad el pasado jueves en la que alrededor de 50 niños de Villa Consuelo recibieron uniformes y tenis para jugar baloncesto en el club Rafael Barias.
En dicha actividad, Ortiz dio consejos a los menores y se tiró fotografías con ellos.
“Tengo tres consejos para ustedes, sepan que si siguen estos pasos de la misma manera que yo lo hice, ustedes también van a triunfar como yo lo hice. Lo primero es que su mejor amigo es su papá y su mamá”, sostuvo el toletero.

Esriba aqui su comentario

Usted está registrado como logged in en el post de comentarios.