En el draft de Estados Unidos, el 18% de seleccionados se llevó el 76% del dinero

Escrito en julio 19, 2019 por

El draft que propone la Major League Baseball para reclutar a los jugadores internacionales donde dominan los dominicanos es uno que operaría muy distinto al que se utiliza en Norteamérica.

Sería con cantidades inamovibles una vez se asigne el bono a la posición a tomar, lo opuesto a cómo funciona en tierra del Tío Sam.

Los límites para fichar fuera del sorteo a los agentes libres, así como el dinero que se asignaría si ingresan los cubanos son de los puntos más neurálgicos que todavía enfrentan a sectores con influencia y que pueden incidir para que el sindicato de peloteros apruebe o detenga la aplicación de este nuevo formato de reclutamiento.

¿Cómo funciona el draft en EEUU? 

A principio de junio pasado, los equipos de las Grandes Ligas podían reclutar en el sorteo aficionado de Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico hasta 1,217 jugadores si agotaban las 39 rondas. Pero solo tomaron 844 y de esos han llegado a acuerdos económicos con 718.

Hay 126 que tienen hasta el 15 de agosto para aceptar o rechazar las ofertas y optar por regresar al colegial con la idea de encontrar mejores opciones el próximo año.

Es un sistema donde la MLB sugiere unos montos en orden descendente a la selección (mientras más temprano lo toman más dinero le “correspondería”) y luego los equipos tienen hasta 75 días para negociar si ese valor sube o baja.

Para este draft la MLB sugería US$314,398,800, sin embargo, los equipos ya han pagado US$300,093,134, de acuerdo con spotrac.com, sitio especializado en contratos deportivos.

Así, por el puesto 84 en la segunda ronda, que recayó en los Padres, la liga propuso un bono de US$721,900, pero la novena californiana terminó cuadruplicando esa cifra hasta US$3,000,000 por el jardinero central Hundson Head, que ha saltado al profesionalismo desde la secundaria.

Lo de Head fue más del doble que los US$1,400,000 que acordó el lanzador Drey Jameson con los Diamondbacks de Arizona, tomado en la primera ronda con el lugar 34.

Una vez un pelotero es seleccionado juega un papel determinante el trabajo del agente para alcanzar un acuerdo importante en términos económicos, aunque en una proporción importante de los casos los equipos terminan pagando por debajo de lo sugerido por la liga.

La otra cara 

Si bien se han entregado 71 bonos de siete dígitos y el promedio de firmas es de US$417,957, al escarbar en las letras pequeñas salen cifras muy reveladoras que equilibran mejor el informe.

Esos 71 más cotizados se han embolsillado el 63% del dinero entregado, unos US$189,129,150.

El monto mínimo que propuso la Major League Baseball para los jugadores seleccionados este año fue de US$125,000. Pero en realidad el 41,5% firmó por menos de ese dinero, es decir, 298 jugadores.

Si se ahonda más en la superficie se encuentra con que el 26% de los acuerdos (190) fue por menos de US$25,000, de ellos hubo 42 pactos que solo alcanzaron US$1,000.

Dan Metzdorf, un lanzador de 23 años egresado de Boston College y tomado en el puesto 140 (quinta ronda) por los White Sox, tuvo que aceptar un bono de US$10,000 cuando el monto asignado a ese puesto era de US$394,300.

Pero Evan Fitterer, también lanzador aunque de 18 años y salido de la secundaria Aliso Niguel, se sugería el mismo dinero al ser tomado un turno más tarde (141) y los Marlins dieron US$1,500,000.

Una vez se escogió el jugador 500 en el sorteo hubo 343 oportunidades donde los equipos “pasaron”, es decir, que teniendo la oportunidad de elegir no le interesaba lo que había disponible.

Esriba aqui su comentario

Usted está registrado como logged in en el post de comentarios.