El preacuerdo con un fenómeno criollo detrás caída de gerente de Bravos de Atlanta

Escrito en octubre 9, 2017 por

SANTO DOMINGO. Por estos días, en el ecosistema de desarrollo de prospectos dominicanos se hace un paralelismo entre las caídas en desgracia en Grandes Ligas de Jim Bowden y John Coppolella y sus consecuencias en el país.

Bowden era el gerente de los Nacionales que renunció en 2009 por el escándalo que descubrió serias irregularidades en la identidad de Carlos Álvarez (entonces Esmailyn González) y la distribución de su bono de US$1,4 millones en 2006.

Coppolella ocupaba la misma posición con los Bravos hasta esta semana y ha dejado una de las posiciones más importantes en los deportes por anomalías en el fichaje de talento dentro y fuera de los Estados Unidos.

La caída de Bowden provocó las mayores reformas que ha hecho MLB en el país, que incluyen registro de jugadores para firmar, cerrar unos presupuestos de reclutamiento que eran abiertos y pruebas de dopaje.

ARCHIVO – En esta foto del 1 de octubre de 2015, el gerente general de los Bravos de Atlanta, John Coppolella, comparece en una rueda de prensa en el estadio Turner Field en Atlanta. Coppolella ha renunciado al cargo. (Hyosub Shin/Atlanta Journal-Constitution via AP, File)

De acuerdo con varios reportes, incluido Ken Rosenthal en theathletic.com, una de las fichas que habrían llevado a Coppolella a dar un paso al costado fue el descubrimiento por la MLB de un preacuerdo de firma con el prospecto domínico-haitiano Robert Puasón Pérez.

Puasón, un torpedero de 6’3 y 170 libras, tiene 14 años y no será hasta 2019 cuando pueda firmar. Los escuchas comparan sus condiciones con las de Miguel Ángel Sanó a su edad.

Es un romanense que comenzó a jugar a los nueve años y con 13 ya jugaba en el doble AA de Boca Chica, donde se entrena en el programa JD Ozuna. En una entrevista con ESPN The Magazine en marzo, reveló que ya era parte del sustento de su familia de cinco hermanos y una hermana.

Otros 15 equipos estarían haciendo acuerdos con jugadores que firmarían hasta en 2020. Esos compromisos que los adolescentes, con la aprobación de padres y entrenadores, estarían haciendo con varios años de anticipación estaría dando razón a Major League Baseball para instaurar un sorteo internacional para 2021.

Copolella también habría infringido reglas con el fichaje en julio de 2016 del venezolano Kevin Maitán por US$4,2 millones, pero ya en abril el joven residía junto a otros jugadores que luego firmaron con los Bravos en un lujoso apartamento en una zona exclusiva en la Florida.

Esriba aqui su comentario