La Casa Blanca anula el acuerdo entre Grandes Ligas y Cuba

Escrito en abril 9, 2019 por

La Administración Trump anuló el histórico acuerdo de Major League Béisbol (MLB) con la Federación Cubana de Béisbol (FCB), argumentando que el organismo rector del deporte es parte del gobierno cubano y que el acuerdo viola la ley comercial de los Estados Unidos, reportó Jeff Passan, de ESPN.

En diciembre, MLB y la Asociación de Jugadores de MLB anunciaron un acuerdo con la FCB que permitiría a los cubanos firmar sin desertar, bajo reglas similares a las de los jugadores bajo contrato con clubes en Japón, Corea del Sur y Taiwán, un pacto que, según la liga, terminaría con la deserción de jugadores y borraría la trata de personas cubanas que se ha convertido en el estándar cuando intentan unirse a la MLB.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro envió una carta a la liga el viernes que decía que “los pagos a la Federación Cubana de Béisbol no están autorizados … porque un pago a la Federación Cubana de Béisbol es un pago al gobierno cubano”.

La carta, obtenida por ESPN, subrayó la reversión de una política de la era de Obama que pretendía suavizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Después de anunciar el acuerdo en diciembre, el retroceso en Washington llevó a la liga a delinear en una carta de 10 páginas su argumento a favor del acuerdo.

“El objetivo”, dijo MLB, “es poner fin al peligroso tráfico de jugadores de béisbol cubanos que desean jugar béisbol profesional en Estados Unidos”.

MLB solicitó una reunión con funcionarios del gobierno, aunque no se concedió ninguna reunión, dijeron las fuentes a ESPN.

La carta de la OFAC a la liga llegó inmediatamente después de que la FCB lanzara su primer grupo de jugadores disponibles para firmar contratos directamente con organizaciones de la MLB, con el entendimiento de que algunos podrían estar jugando en los Estados Unidos este año. Los jugadores eran elegibles para bonos de firma, con el jugador recibiendo el 100 por ciento de su bono de firma y el club dando a la FCB una tarifa de posteo equivalente al 25 por ciento del bono de firma.

La Casa Blanca manifestó su preocupación el domingo, cuando el consejero de seguridad nacional del presidente Trump, John Bolton, tuiteó: “Cuba quiere usar a los jugadores de béisbol como peones económicos, vender sus derechos a las Grandes Ligas de Béisbol”.

En un comunicado a ESPN, MLB dijo: “Respetamos el objetivo del acuerdo, que es poner fin al tráfico humano de jugadores de béisbol de Cuba”.

Las negociaciones para el acuerdo Cuba-MLB se remontan a la distensión del ex presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con Cuba. El acuerdo fue visto como un esfuerzo para eliminar el peligroso tráfico que se había producido durante décadas, al que la MLB hacía referencia en su carta al Departamento del Tesoro y del Estado, con el jardinero de los Reds Yasiel Puig, el primera base de los White Sox José Abreu y el jardinero de los Mets Yoenis Céspedes entre aquellos cuyos perturbadoras travesías fueron citadas.

Sin un acuerdo, la política de larga data de los jugadores que buscan residir en un tercer país podría regresar. Si los jugadores establecen su residencia en un tercer país, pueden solicitar a la OFAC que tramite una licencia específica que les permita jugar en los EE. UU. Un número de jugadores que buscan llegar a un tercer país han sido guiados por contrabandistas con afiliaciones en bandas pandilleras, y agentes familiarizados con el mercado de jugadores cubanos dijo que los peligros que podrían haber disminuido con el acuerdo permanecerán.

Esriba aqui su comentario

Usted está registrado como logged in en el post de comentarios.