Jaime Jaquez, Jr. es la gran promesa del básquetbol mexicano

Escrito en agosto 2, 2019 por

El estelar juvenil que cursará su primer año universitario en la prestigiosa UCLA, Jaime Jaquez Jr., nació para jugar básquetbol. Nacido en California, optó por representar a México – y curiosamente, su familia ya tenía una conexión extensa con el Tri. Horacio Llamas, el primer mexicano en jugar en la NBA, compitió ante el padre de Jaquez, cuando éste estuvo en Concordia College y Llamas representaba a la Universidad de Grand Canyon en los años noventa. La mamá de Jaime, Ángela, jugó básquetbol en Pima Community College en la misma etapa en la que estuvo ahí Llamas.

Cuando Ángela cambió de escuela, pasando de Pima a Concordia, el matrimonio Jaquez se conoció por primera vez, y quizá de la manera más apropiada:
en la cancha. «Mi esposa y yo nos conocimos jugando básquetbol», dijo Jaime padre. «Me mandaron a practicar, y cuando llegué a la cancha estaba el equipo femenil. Y ahí estaba».

Jaime Jaquez Jr. es un basquetbolista de tercera generación. Su abuelo paterno, Ezequiel, compitió para Ventura College y la universidad de Northern Arizona. «El básquetbol está en mi sangre, por supuesto», dijo Jaime, el alero de 18 años de Camarillo, California.

En los Juegos Panamericanos de Lima, Perú, se esperan grandes cosas del adolescente con la Selección Mexicana, siendo uno de varios jóvenes en el plantel. En septiembre del año pasado, Jaquez fue llamado por primera vez al equipo, para un par de partidos de clasificación al Mundial de la FIBA. Aquella vez, era el jugador más joven en una nómina de veteranos, y no jugó ante Argentina o Uruguay. Para el año entrante, Jaquez espera estar con México en la clasificatoria para los Juegos Olímpicos de Tokio, así como posicionarse para cumplir sus sueños profesionales.

«Obviamente jugar en la NBA es un gran sueño», dijo Jaquez. «Pero ahorita estoy muy emocionado de estar en UCLA. Quiero demostrar que puedo ir mejorando cada vez más».

Solamente cuatro mexicanos han jugado en la NBA. Jorge Gutiérrez fue el último, disputando duelos con los Charlotte Hornets en el 2016. La estrella de los Phoenix SunsDevin Booker, es de sangre mexicana gracias a su madre, pero no representa a México a nivel internacional.

Dentro de la federación mexicana, el sumar a Jaquez al equipo fue considerado un gran logro mientras éste deleitaba con su talento en sus años de preparatoria.

En su último año en Camarillo High, Jaquez rompió el récord de la escuela anotando 54 puntos en un duelo ante Royal High. Fue su segundo partido con más de 50 puntos en dos semanas. Recibió más de una docena de ofertas con beca para la universidad, y estuvo entre los cien mejores jugadores en la lista de ESPN para ingresar al básquetbol colegial en 2019. Finalmente, Jaquez eligió a UCLA.

En ese entonces, Jaquez sumaba tres años de invitaciones para participar en campamentos de las selecciones juveniles de Estados Unidos. Eligió representar a México, quien le ofreció la oportunidad de ingresar en la selección mayor.

«Tomé otra ruta», dijo Jaime. «Traté de conectarme a mis raíces e intenté abrir un camino nuevo para jugadores mexicanos».

La decisión fue bien recibida por la familia de Jaime, quienes aún tienen parientes en diversas partes de México, como Guadalajara. «La última vez que visitamos, todos mis tíos y tías hablaban de Jaimito, y estaban muy emocionados. Es un honor que represente a México», dijo Jaime padre.

Tras la llamada «época dorada» del Tri en esta década, el equipo busca reinventarse con talento nuevo. Jugadores como Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez, quienes fueron gran parte del éxito cosechado, no fueron incluidos a la nómina de los Panamericanos por el coach Iván Déniz, contratado en 2018 luego de entrenar clubes en ligas de Venezuela, México y España.

«El torneo no ofrece posibilidades para clasificación [Olímpica] y creo que la mejor elección fue darle la oportunidad a jugadores nuevos para representar al país», dijo Déniz en una conferencia de prensa en la Ciudad de México. «No sería bueno o justo esperar que ganen una medalla».

Pese a que el equipo joven mexicano provocó al mismo entrenador a decir que las oportunidades de tener éxito son bajas, Jaquez es más optimista sobre las chances de los 12 Guerreros. México se enfrentará ante Argentina, Uruguay y la República Dominicana en el Grupo B.

«Nuestro objetivo es ganar», dijo Jaquez. «Queremos esa medalla de oro».

Después de los Panamericanos, cuando el equipo se reúna para el torneo clasificatorio a los Juegos Olímpicos, seguramente otros mexicoamericanos se unirán a Jaquez en la nómina.

Durante un partido en el 2018 en el que México venció a los Estados Unidos, casi la mitad de los jugadores convocados por México nacieron en Estados Unidos. El talento de Jaquez ya impresionó a los veteranos del equipo, y se espera que el adolescente pueda contribuir para llegar a Tokío 2020, sobre todo luego de que no se haya cumplido el objetivo de clasificar al Mundial de la FIBA este año.

«Definitivamente es un jugador talentoso, de eso no hay duda», dijo Lorenzo Mata, habitual seleccionado a los 12 Guerreros y un ex jugador de UCLA. Con los Bruins, Mata llegó a dos semifinales nacionales (Final Four) en 2006 y 2007. «Tiene todas las herramientas para llegar al éxito, y puede ser el inicio de algo grande para México, seguro».

Por su parte, Jaquez le da crédito a Mata por ser una influencia para los jóvenes mexicano americanos buscando éxito en el deporte de las canastas. «Los Angeles tiene una alta población latina y mexicana. Ojalá podamos hacer que esa gente nos apoye en UCLA como lo hicieron por Lorenzo. Seguir sus pasos es algo importante».

Suena casi inverosímil pensar que, pese a su gran talento, los padres de Jaime no estaban seguros de ponerlo a jugar básquetbol cuando era niño. En su niñez, Jaime era más de jugar fútbol o béisbol. Pero en segundo año de primaria, todo cambio.

«En cuanto pisó la cancha, era un talento natural», dijo Jaime padre. «Podía mover el balón, bajar rebotes y anotar. Casi dormía con la pelota entre los brazos».

Según un estudio de 2017, el básquetbol es el cuarto deporte más popular en México, detrás del fútbol, béisbol y el boxeo. La NBA ha disputado al menos un juego de temporada regular en el país desde 2014, y colocó dos partidos en el calendario de la temporada 2019-20. En diciembre, los Dallas Mavericks enfrentarán a los Detroit Pistons, mientras que los Phoenix Suns jugarán ante los San Antonio Spurs. La liga incluso coquetea con la idea de algún día poner una franquicia en México.

Si Jaquez llega a jugar en la NBA, inmediatamente se convertiría en modelo a seguir para otros jóvenes mexicanos en ambos lados de la frontera. Algunos de ellos incluyen a Gael Bonilla, el jugador de 16 años que fichó con el FC Barcelona, o el también mexicano americano Isa Silva, quien tiene ofertas de la universidad de Arizona así como la de Colorado.

«Cuando voy a México veo canchas y gente jugando básquetbol», dijo Jaime Jr.. «Definitivamente hay mucha gente con talento. Espero que me vean como una inspiración. Como alguien que lo logró».

Esriba aqui su comentario

Usted está registrado como logged in en el post de comentarios.